LA LÍNEA DEL TIEMPO: EDUARDO FREI MONTALVA

Discurso de la senadora Soledad Alvear durante  la Inauguración de la Exposición La Línea del Tiempo que se realizó con ocasión del Aniversario 32 del fallecimiento del ex Presidente Eduardo Frei Montalva.

INAUGURACIÓN  EXPOSICIÓN

“LA LÍNEA DEL TIEMPO: EDUARDO FREI MONTALVA” 

  SENADORA SOLEDAD ALVEAR V.

SENADORA DE LA REPUBLICA

Valparaíso, enero 21 de 2014

En el marco del 32º aniversario de la muerte del Presidente Eduardo Frei Montalva, la Casa Museo Eduardo Frei Montalva y el Centro de Extensión del Senado, han organizado en el Senado de la República esta exposición fotográfica “La Línea del Tiempo”, que  invitan a descubrir fragmentos de la vida del ex Mandatario y también exponer  algunos objetos de su propiedad, lo que constituye toda una novedad, la Banda Presidencia, Condecoraciones, objetos personales,  como uno de sus sombreros, sus pipas y documentos originales como el de la Reforma Agraria y la Ley de Juntas de Vecinos, para lo que también ha contado con el apoyo de la Biblioteca del Congreso Nacional.

Valoro enormemente este esfuerzo realizado, dar a conocerla Vida del ex Presidente Frei Montalva, en su trayectoria y legado, es parte de nuestra responsabilidad también. Que otros chilenos puedan apreciar, valorar y descubrir la vida de un Hombre que se entregó por entero al Servicio de los demás, de sus ideales y dela Patria.

En palabras del propio Presidente Frei Montalva, expresadas el año 1975:

Puedo mostrar una vida en que mis actos y mis escritos al servicio de Chile, de la Justicia y de la Libertad, son de una total consecuencia”

Al inaugurar esta exposición  no puedo dejar de realizar un recorrido por esa “Línea del Tiempo”, que fue la vida del Presidente Frei Montalva.

Referirse  a Eduardo Frei Montalva es hablar dela Historiade Chile en el Siglo XX, es Chile mismo en su descarnada realidad lo que aparece ante nuestra vista. Medio siglo de Chile, la historia de una generación.

Es el político–estadista más sobresaliente de este período, sus logros y pensamientos dominaron la escena nacional durante gran parte de ese siglo. Fue un hombre de pensamiento, pero también lo fue de acción, un realizador.

El General De Gaulle lo definió así: “El Presidente Frei es uno de los más grandes estadistas de nuestro tiempo”.

Su pensamiento quedó plasmado en innumerables obras que reflejaron,  como nadie lo hizo,  la certera concepción  de comola Sociedad, en democracia y libertad, debía caminar hacia una mayor justicia, un futuro mejor, caminar hacia el Bien común.

Leímos con verdadera pasión sus libros: “La Política y el Espíritu”; “La verdad tiene su hora”; “América Latina Opción y Esperanza”  y “El Mensaje Humanista”, éste último escrito a meses de su partida, entre otros de sus escritos. En estos textos se encuentra su visión de Chile, la perspectiva política, económica y social. Y también su visión de Latinoamérica, todos desde su raíz Humanista Cristiana.

Todas estas obras fueron escritas en tiempos distintos, pero en todas ellas se recoge la experiencia y realidad concreta, pero se la proyecta en el tiempo con la convicción del Ideal por alcanzar.

La “Línea del Tiempo” se inicia en el año 1910, y siguiendo la vida de Frei, nos sitúa en que pasaba en esos momentos en el Mundo y en Chile. Así se inicia cuando Gobernaba Chile el Presidente Ramón Barros Luco.

El 16 de enero de 1911 nace Eduardo Frei Montalva, en Santiago, hijo de   Eduardo  Frei Schlinz  y de Victoria Montalva Martínez, sus primeros años los pasó en  Lontué  donde su padre era  Contador de una de las Viñas de la zona.

Según su propio relato, “conoció dura infancia y estrecha juventud” y con esa franqueza tan suya reveló: “Tenía un solo traje y los zapatos rotos”. Sus estudios los inició en una Escuela Pública y luego ingresó al Instituto de Humanidades Luis Campino. De ahí ala Escuela de Derecho dela Universidad Católica, a la que ingresó a los 17 años. Mientras lo hacía, fue profesor de Castellano y de Historia y Geografía en el Instituto Luis Campino y de Economía Social en el Instituto Politécnico y enla Escuela Elvira Matte de Cruchaga y de Derecho del Trabajo y Filosofía del Derecho en la propia Universidad, donde llegó a tener 25 horas semanales de clases.  Se graduó de abogado en el año 1932, con honores, a los 21 años.

En el año 1935 contrae matrimonio con doña María Ruiz Tagle con quien tuvo 7 hijos, uno de ellos el ex Presidente dela Republica, Senador Eduardo Frei Ruiz Tagle.

Su inquietud  social, su formación Humanista Cristiana, su pertenencia a la Iglesia, interpelado por la Encíclicas Sociales, lo lleva en el año 1938 aformar la Falange Nacional junto a connotados jóvenes universitarios: Tomic, Leighton, Boizard; Garreton, Palma, Walker, Eyzaguirre, Phillipi, Gumucio y otros. Con valentía y convicción en el Humanismo Cristiano declaran que el centro del quehacer reside en el hombre y no en el sistema, desafiando claramente a los pensamientos fascistas que tenían a una Europa absorta en la intolerancia.

Como joven dirigente viaja a Europa por primera vez y conoce a Jacques Maritain, quien en más de una oportunidad dijo que era “el mejor de sus discípulos”.

Viaja al norte del país radicándose en Iquique, donde destacó por sus artículos en la prensa, los que fijaron para muchos un rumbo.

En el año 1945 el Presidente Juan Antonio Ríos Morales lo nombra Ministro de Obras Públicas,  siendo el primer cargo público que asume a los 34 años. Ejerció como Ministro durante 10 meses, hasta que se produjeron los sangrientos sucesos dela Plaza Bulnes, en enero de 1946, y consecuente como lo era con su vida y pensamiento, no dudo en renunciar de inmediato.

Fue elegido Senador por las provincias de Atacama y Coquimbo, asumiendo en marzo de 1949, siendo el Senador más joven, con 39 años de edad. Sobresalió de inmediato y los periodistas lo distinguieron como el Senador más documentado. Se planteó un desafío: “es tarea de nosotros  que  esos peladeros sean fértiles y abundantes”.

En la década de los años 1950 escribe: “Sentido y forma de una Política”; “Pensamiento y Acción” y “La Verdadtiene su Hora”, obra en la que señala lo que debe enfrentar y hacer Chile para desarrollarse,  es de veras una visión globalizada y certera, indica que el consenso nacional debe apuntar en tal sentido.

En 1956 obtuvo la primera mayoría como Senador por Santiago y a mediados del año 1957 se le ofreció la candidatura ala Presidenciadela República. Fueuna campaña humana que movilizó no sólo al Partido sino a grandes sectores de la juventud.

El 28 de julio de 1957, de la mano de Eduardo Frei Montalva, nace el Partido Demócrata Cristiano.

Esa elección Presidencial del año 1958 entrega el tercer lugar a Eduardo Frei Montalva, pero en muchos sectores y a lo largo del país comienza a señalarse que la alborada demócrata cristiana ha iniciado su partida.

En Septiembre del año 1964 Eduardo Frei Montalva es elegido Presidente de la Repúblicapor una  abrumadora mayoría. Quienes votaron por él sabían quién era Frei: Ahí estaba su trayectoria de sueños y luchas, de éxitos y fracasos. Era un demócrata que vivía sus ideas, como el mismo lo había dicho el año 1960 en el Senado: “Soy político. No lo niego ni me avergüenzo de ello. Pertenezco a un partido y en 30 años jamás he variado mi línea de conducta ni los principios que sustentan mi acción”. Se inicia el primer gobierno demócrata cristiano en América Latina.

El 4 de noviembre, cuando asumió la Presidenciaseñaló: “¡Que hermosa y gran empresa es la que hoy iniciamos! ¡Lo que importa es la voluntad de servir a la justicia y elevar la condición de vida de los pobres!”

Su Presidencia marcó grandes cambios y mejores avances en lo social, en lo humano y en lo económico. Plan extraordinario de educación, reforma agraria, Ministerio dela Vivienda, nuevo trato al Cobre –chilenización-, salud, reforestación, lucha contra la inflación, nacionalización de la compañía de electricidad, Comisión Nacional de Cultura. Se crearon y se fortalecieron  instituciones comola CORAy el INDAP. Chile había despertado y Eduardo Frei era el Mentor quela Historiahabía colocado en su destino.

Al concluir su mandato Presidencial Frei reflexiona sobre el provenir de nuestra democracia, señalando: “Persiste en el país una tendencia desproporcionada a favorecer aspiraciones ilimitadas… Veo con claridad que grandes tareas y riesgos nos esperan”…que proféticas y actuales palabras.

En su discurso del 31 de octubre de 1970, como lo hacen los hombres grandes, los Estadistas, volvió su mirada serena, profunda y de largo aliento: “En esta hora de opciones definitivas para Chile, no me excluiré de mis responsabilidades políticas. Durante 35 años he luchado, junto a muchos hombres ejemplares, en la defensa de un ideal y en la realización de una vocación histórica. No abandonaré, mientras viva, la lucha por estas ideas que juntos hemos defendido. Estaré donde siempre he estado. Lucharé por los mismos ideales de siempre”.

Muy pronto nos entrega un nuevo libro: “América Latina, Opción y Esperanza”.

En marzo de 1973, Eduardo Frei vuelve al Senado, nuevamente con la primera mayoría nacional, desde donde defiendela Libertady la democracia.

Se inicia el periodo dela Dictadura Militar.Frente a los atropellos y claras violaciones de los Derechos Humanos la voz de Eduardo Frei se alza con fuerza y tiene una resonancia especial ya que es una voz reconocida y respetada en el mundo.

Es invitado a la Comisión Norte Sur donde comparte la mesa de las deliberaciones con Henry Kissinger, Harold Wilson, Willy Brandt y otros personajes de talla mundial, pasa a ser el primer latinoamericano que la integra.

Enfrenta al régimen militar con su palabra, desafía al  General Pinochet, Jefe de Estado de en esa época a debatir sobre el futuro de Chile. No hubo respuesta.

Escribe su último libro: “El Mensaje Humanista”, en que con sólida convicción concluye  “Oímos hablar de democracia a quienes no creen en ella, de libertad a quienes la suprimen, de justicia a quienes la atropellan y de Humanismo a quienes representan lo opuesto.”

Este es un breve relato de su vida en los distintos momentos y etapas que le correspondió vivir.  Eduardo Frei Montalva es uno de los Estadistas más preclaros de este Siglo XX, su huella es indeleble, su Partido lo proclama como Líder indiscutido.

Al concluir, se nos viene a la memoria el mensaje que hace 4 siglos nos entregara el genio de la Literaturamundial,  Don Miguel de Cervantes,  que  en su inmortal obra “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”  señala: “La libertad es Sancho, uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre, por la libertad Sancho, así como por la  honra se debe aventurar la vida

El Mensaje que Eduardo Frei Montalva nos deja encierra estos dos valores fundamentales,  la libertad  como condición de vida y la honra  como expresión básica de toda persona.

Los invito a recorrer esta “Línea del Tiempo” pensando en los desafíos presentes y futuros a que ella nos invita.

 

 

 

 

Compartir esta noticia:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google

Escribe un comentario

Debes estar Conectado para enviar un comentario.